Por que debería contratar a un diseñador de interiores

Esto ahorra tiempo y dinero:

Aunque resulte extraño, contratar a un diseñador de interiores ahorraría dinero. Esto le evita cometer costosos errores de diseño.

Presupuesto y planificación: un diseñador hace el presupuesto y ahorra su tiempo y esfuerzo para ello. Sea absolutamente claro en su presupuesto y confíe en el diseñador para aprovechar al máximo su presupuesto. El diseñador evitará que pagues demasiado por algo que tendrías por la mitad del precio pagado.

Aumento del valor de venta o reventa: contratar a un diseñador ayuda a aumentar el valor de venta o reventa de su vivienda.

Ahorre tiempo: incluso si cree que puede decorar su hogar usted mismo, recuerde que debe hacerlo con el tiempo libre limitado que tiene. Todo se hará más rápido y tendrás menos dolores de cabeza si contratas a un profesional.

La evaluación profesional es mejor:

Se dice que «un diseño increíble no ocurre por casualidad». Necesitas un profesional si quieres un trabajo de calidad.

El diseñador profesional tendría un plan de acción sólido que le ayudaría a gastar de manera eficiente también. Los ojos entrenados pueden ayudarlo a evitar algunos errores comunes y pueden notar ciertos detalles que usted ha pasado por alto. Hay ciertos detalles que debe verificar un experto. Por ejemplo, los muebles de la habitación deben ser simétricos, la mesa de centro debe ser del tamaño correcto, el piso de alfombra debe ser adecuado, el arte de la izquierda debe ajustarse a las puertas de la derecha. “La armonía es belleza”, cuando se trata de interiores y los diseñadores saben cómo hacer que las cosas sean estéticamente atractivas.

Contratar a un profesional no solo aseguraría que la decoración de su hogar no tuviera vibraciones incompatibles, sino que también aseguraría que su hogar fuera un reclamo «vaastu». Si es un creyente, esto sería importante y también ayuda a aumentar la reventa. Pedir tamaños incorrectos, contratar electricistas al azar que desconocen las tendencias actuales, elegir colores indiferentes para las paredes, comprar muebles que no encajan son algunos de los errores más costosos que se pueden evitar con la ayuda de un profesional.

El bricolaje o «Hágalo usted mismo» es una tendencia occidental. Pero cuando se trata de renovar su casa o algo así, siempre es mejor buscar ayuda profesional, ya que puede terminar pagando más para arreglar cosas que rompió por error. Esto es especialmente cierto si planea mover paredes.

Ponte en contacto:

Un diseñador es el puente entre usted y su arquitecto o contratista de construcción. Es muy importante que se satisfagan las necesidades de iluminación y mobiliario antes de la construcción. Por ejemplo, el sofá del salón debe tener una iluminación adecuada y los azulejos correspondientes. El diseñador puede coordinar mejor con los subdepartamentos del equipo de construcción.

Cuando renueva por primera vez, quiere que alguien luche por usted. Tratar con los contratistas y su equipo puede ser bastante agotador. Es muy bueno tener un intermediario. Los clientes generalmente son abiertamente amigables y dudan en exigir más de lo que se les proporciona. Los diseñadores pueden llenar ese vacío.

Mejores contactos:

Las conexiones son algo que se desarrolla con el tiempo. No se puede traer. La contratación de un diseñador de interiores vinculará indirectamente su proyecto con todos sus contactos profesionales y esto traerá muchas personas calificadas a su proyecto.

Un diseñador sabe exactamente a dónde acudir en busca de recursos. De lo contrario, hará la investigación por usted. Será mejor que delegues.

El tercer árbitro:

¡Admitámoslo! Usted, su cónyuge y otros miembros de la familia tendrán diferentes opiniones sobre el interior de una casa. Para tomar decisiones importantes, lo mejor es contratar a un tercero que sea un profesional en este campo.

Increíble acabado y apariencia artística.:

Contratar a un diseñador traerá el factor «sorpresa» a su proyecto. Por lo general, piensan fuera de la caja, espacialmente y siempre tienen en cuenta el panorama general. Se espera que mejoren artísticamente el espacio y la calidad de su vida en ese espacio. Los buenos diseñadores no suelen defraudarte. ¡Convierten tu hogar en un hogar!

Creatividad: lo más desafiante a la hora de decorar un espacio es encajar todo. Si tiene elementos de interior antiguos a los que no quiere renunciar, colocarlos en un espacio de nuevo diseño puede ser un problema. Un diseñador de interiores tiene muchos trucos bajo la manga y es tu mejor apuesta para resolver estos desafíos.

El toque personal:

Quieres un diseñador que comprenda tu personalidad. ¡La regla de oro es no contratar a ningún diseñador! Tienes que reunirte con él para almorzar o si no y ver cómo te va. Necesitan diseñar el espacio según su personalidad. Al decidirse por un diseño, comparta tanta información como sea posible para que el diseñador tenga su perspectiva.

Siga los pasos anteriores para elegir los mejores diseñadores de interiores.

Deja un comentario