Working the Crowd: una guía de DJ para mantener a la gente en la pista de baile

Para nosotros, no hay nada peor que la idea de tocar para un público que simplemente no lo siente. En consecuencia, estamos obsesionados con mantener a la gente en movimiento. Siempre estamos pensando en la dinámica de la multitud y en cómo maximizar la participación de los invitados. Con eso en mente, presentamos esta guía. Cualquier DJ debe intentar tener en cuenta estos principios básicos, independientemente de si está trabajando en un club, una boda o un bar mitzvah.

1. Trabaja para la multitud hasta que la multitud trabaje para ti

Imagina un día a plena luz del día en medio de Times Square. La música comienza a sonar y mucha gente abandona espontáneamente lo que está haciendo y comienza a bailar. No estamos hablando de un flashmob o algún tipo de evento planeado donde la gente organiza bailes. Imagínese a un grupo de completos desconocidos que acaban de escuchar un ritmo que les gusta y comienzan a moverse y temblar frente a todos. ¿Nunca sucedería verdad? Los DJ deben recordar que la mayor parte del mundo no es un club nocturno. La idea de bailar no es natural para la mayoría de la gente.

Por eso depende de ti mostrarles, desde el momento en que enciendes el micrófono, que mientras tocas, bailar es lo único natural. Cultive un entorno que sea fundamentalmente diferente al que existe fuera de las puertas de salida. Hazles darse cuenta desde el principio de que las reglas son diferentes aquí y que nada les impide bailar tanto como quieran. Hacer que la gente baile significa superar años de condicionamiento social, pero afortunadamente el condicionamiento social es una calle de doble sentido. Una vez que convenzas a la mayoría de las personas en la sala de que bailar es lo correcto, será más difícil no bailar. Este es el principio más básico de la psicología de masas en el que cualquier buen DJ necesita trabajar, y todo lo demás en este artículo se establece con esa idea básica en mente.

2. La cuestión de la iluminación

Lo mejor que puede hacer para animar a las personas a salir de su zona de confort y al suelo es cambiar la iluminación. Al hacerlo, cambia todo el entorno y hace que los huéspedes se den cuenta de que las reglas de comportamiento social son totalmente diferentes aquí. Primero, mantenga la habitación a oscuras. La gente se siente menos inhibida en la oscuridad. Son menos visibles y, por tanto, menos cohibidos. La gente está más inclinada a probar nuevos pasos y bailar con otros invitados (incluso extraños). En segundo lugar, si puede incluir efectos de iluminación, hágalo también.

Los efectos especiales de iluminación son los mejores para cambiar el entorno. La gente se conecta

con música más fuerte si tienen la iluminación visual añadida, sin mencionar que el dibujo de las luces hará que cada bailarín sea menos visible e incluso menos inhibido.

3. No les des una razón para irse

La menor distracción de la música será suficiente para que la gente se levante del suelo. Por eso es tu trabajo minimizar la lista de cosas que se desvían del baile. Mantenga las puertas cerradas si puede. La gente estará menos inclinada a filtrar dentro y fuera.

Además, trabaje en sus transiciones. La mayoría de las personas se toman un descanso entre canciones como consejo para salir si están cansadas, así que trate de que el tiempo entre pistas sea continuo. Quieres crear la ilusión de que todo lo que tocas es en realidad una pieza musical larga.

Finalmente, encuentre el equilibrio adecuado para su nivel de juego. Esto variará según el evento (obviamente, la música en su club debería sonar más fuerte que la boda), pero sepa que cada lugar tiene el volumen perfecto. Si haces mucho ruido, la gente puede ser rechazada y si estás muy callado, para empezar, la gente nunca irá a la pista de baile.

4. Cuida las flores de la pared

No te involucres en tocar para personas que ya están en la pista. Si su primera reacción fue empezar a bailar, entonces obviamente no será necesario mucho trabajo para ganárselos. En cambio, mire a las personas que se aferran a las paredes o la barra como un bote salvavidas. Estas flores de pared son las que debes tocar. Muchos DJ piensan que estos tipos piensan que son demasiado geniales para bailar, o simplemente no son del tipo de bailar. Lo que debes recordar es que la mayoría de las veces, realmente quieren bailar. Están en un club. Están mirando a una multitud de personas que se divierten en la pista de baile. Por supuesto que quieren ser parte de eso. Pero la mayoría de ellos se muestran reacios porque no creen que puedan caber en el suelo. La autoconciencia suele ser lo único que evita que se agoten con los demás. Depende de usted establecer un tono en el que ya no puedan contenerse. Encuentra un ritmo que no puedan detener. Básicamente, haz una oferta que no puedan rechazar.

5. Sea interactivo

Parte de ser DJ es estar en el momento. No solo estás ahí para presionar el botón de reproducción. Estás ahí porque puedes comunicarte con la multitud. Nunca te involucres tanto con la música que no mires a las personas que te rodean, pensando en lo que responderán. No temas cambiar una lista de reproducción si crees que tienes una idea de algo que les gustará más, y no seas tacaño al aceptar solicitudes de música.

Si tiene una audiencia más comprometida, intente atraerlos desde el principio con una actividad grupal. Utilice canciones o bailes con pasos de baile específicos que todos conozcan para llamar su atención. Si puede unir a la multitud con algo en común, se sentirán cómodos de inmediato.

E incluso después de haber conquistado a la multitud, recuerde que todavía requieren un poco de mantenimiento de vez en cuando. Intenta que te aplaudan o repitan después de ti. Esta es una práctica milenaria para todo tipo de artistas que han demostrado construir una relación.

Básicamente, no se quede corto. Si te metiste en esta línea de trabajo, quieres involucrarte con la gente a través de la música, entonces hazlo. Sé espontáneo y diviértete, porque si no te estás divirtiendo, tampoco lo harán los bailarines.

Deja un comentario